menú

2013 MOVE : o como transformar una mudanza en un proyecto de arte relacional con dos niñas de 9 y 6 años


Considero que una de las necesidades más urgentes que tenemos como profesoras de arte es que los estudiantes con los que compartimos la experiencia de aprendizaje, entren en contacto con las prácticas artísticas emergentes, aquellas que se llevan a cabo de manera paralela a nuestras vidas y que por lo tanto comparten muchas de las características de nuestras experiencias contemporáneas. Y uno de los conceptos relacionados con este tema que me obsesiona es la idea de postproducir, la idea de que hoy crear es trabajar con las ideas de los demás sabiendo “apropiárselas y habitarlas” (14).

En Postproduction Bourriaud afirma que:

“Para ellos (los artistas contemporáneos) no se trata ya de elaborar una forma a partir de un material en bruto, sino de trabajar con objetos que ya están circulando en el mercado cultural…Las nociones de originalidad (estar en el origen de) e incluso de creación (hacer a partir de nada) se difuminan así lentamente en este nuevo paisaje cultural formado por las figuras gemelas del DJ y del programador, que tienen ambos la tarea de seleccionar objetos culturales e insertarlos dentro de contextos definidos” (7-8)

Esta obsesión hace tiempo que se la llevo contagiando a mis hijas a través de lo que denominamos TIFS o Talleres Inesperados en Familia, microproyectos de arte contemporáneo en los que intento reunir las tres características que desde mi punto de vista ha de reunir una educación artística contemporánea: conocimiento, creatividad y proceso. Así que, en cualquier momento y en cualquier lugar, sin tener que ir a comprar material pero, eso si, reflexionando durante largo tiempo, aprovechamos los charcos, las salas de embarque de los aeropuertos o las algas de la una playa para producir o más bien, para postproducir de manera que, tal como recomienda Borriaud no les pregunté  “¿Que es lo nuevo que podemos hacer?” , sino “¿Qué podemos hacer con?” (13) y lo que teníamos a mano no era un trozo de plastilina, ni unos rotuladores, ni un envase de yogur, sino UNA MUDANZA, una experiencia perfecta para trabajar la memoria.

Empezamos analizando con como determinados objetos nos sitúan en planos de memoria diferentes: algunos nos proyectan y nos empoderan mientras que otros nos desestabilizan y nos repliegan dependiendo de los recuerdos que construyamos entorno a ellos. A partir de esta idea de recuerdo y olvido, cada una de ellas decidió elegir dos objetos: uno para llevarlo a la nueva casa y recordar y otro para dejarlo en la casa vieja y olvidar. Los que seleccionaron fueron:

PAZ
Globos de colores rellenos de agua: llevar y recordar
Manta de flores amarillas: dejar y olvidar
SOL
Zapatillas de Sandía: llevar y recordar
Tronco de abedul: dejar y olvidar

Realmente lo que nos importaba de los objetos seleccionados era el conocimiento habitado que producían, el placer de hablar de ellos desde una perspectiva no práctica, el interés por ver como las personalidades de cada una de nosotras se encardinaban en cada uno de los objetos y como, el lugar que dejábamos y al que llegábamos, construía parte importante de nuestras biografías. Por ejemplo, las zapatillas con forma de Sandía que Sol decidió recordar las eligió debido a que es el calzado que una amiga más mayor le ha regalado y, aunque ella creía que no tenía el pié lo suficientemente grande, se llevó una gran sorpresa cuando se dio cuenta de que si que lo era. 

En cambio, el tronco de abedul que decidió olvidarle recordaba a una tormenta en un lago cercano donde empezaron a caer rayos con tal intensidad que llegamos a peligrar por nuestra vida. Para Paz los globos de colores rellenos de agua representan parte de un proyecto de larga duración que ha estado realizando en la casa vieja y desea continuar en la nueva. Es un proyecto relacionado con la capacidad de crear charcos en los lugares que a ella le interesan, como si los globos fuesen una forma de generar charcos portátiles. Por otro lado, la manta de flores amarilla con la que se ha estado tapando estos últimos cinco meses, la relaciona con el frío y la nieve, esa nieve que nos ha acompañado de Enero a Mayo diariamente y que decididamente quiere olvidar. Ha sido muy interesante recomponer los significados de los objetos con ellas y entenderlos como conectores sentimentales más que como formas físicas neutras.

Para visualizar el proyecto decidimos entre todas hacer una instalación con los todos los objetos, su representación mediante dibujo y su representación mediante foto. Este proceso nos abrió la posibilidad de hablar de los diferentes niveles de iconicidad del lenguaje visual y como las herramientas elegidas transforman por completo el resultado de aquello que estamos postproduciendo. Utilizando las imágenes como alfombra y recurriendo a las formas ya producidas de los 4 objetos seleccionados, creamos una red de significados, inserción en los innumerables flujos de la producción” (13).

La Tipología de la posproducción que Borriaud establece abre hasta el infinito las posibilidades creativas de la obra de arte, algo muy importante para los procesos contemporáneos de educación artística la mayoría anclados en materiales y procedimientos que necesitan materiales que realmente los artistas contemporáneos no usan. Es el momento de que en nuestras actividades como educadoras, empecemos a:
  • a.    reprogramar obras existentes
  • b.    habitar estilos y formas historizadas
  • c.     hacer uso de las imágenes
  • d.    utilizar la sociedad como un repertorio de formas
  • e.    investir la moda, los medios masivos

“Todas estas prácticas artísticas….tienen en común el hecho de recurrir a formas ya producidas. Atestiguan una voluntad de inscribir la obra de arte en el interior de una red de signos y de significaciones, en lugar de considerarla como una forma autónoma u original” (13) Esto ha sido MOVE, una forma de replantearnos las artes visuales como un sistema de re-codificación que volverá a ser codificado y que adquirirá los contenidos que el espectador o espectadora sean capaces de estructurar.



4 comentarios:

Ángeles Saura dijo...

Muy bueno!

Silvia Borghi dijo...

genial!
me recuerda mis épocas de estudiante de artes, cuando mis niños eran pequeños y la vida era una verdadera perfomance y la casa, sala y happening diario!

VickyPeña dijo...

Es buenísimo! Y buenísimo el blog que acabo de descubrir..felicitaciones

culturajoven dijo...

¡Hola! Desde venezuela acabo de ver tus videos y me han parcido muy interesantes tus propuestas. Soy docente especialista en teatro y apenas ahora discutimos acerca de la importancia del arte y la cultura en la jornada pedagógica.

Publicar un comentario en la entrada