menú

2011 TeleTutorías: digamé?

Cansada de no tener tiempo en Madrid para conversar tranquilamente con mis colegas, la semana pasada decidí poner en funcionamiento un sistema de TeleTutorías vía e-phone de manera que podamos hablar tranquilamente y urdir planes doctorales (o twitter doctorales como diría Alejandro) una vez terminadas las clases.
Estas TeleTutorias son un paso más en la disolución de las relaciones formales (y por lo tanto presenciales) sobre las que se establecen la realización de las tesis doctorales en España, disolución de la que ya dimos cuenta en Marzo a través del no-seminario Edupunk y universidad ¿son necesarios los doctorados en tiempos de Facebook?”. En la carrera por visibilizar el sin sentido del protocolo de diseño, realización y defensa de una tesis doctorales en los tiempos que corren, estas TeleTutorias son un ejemplo más de que el lugar no importa tanto y que las reflexiones se pueden hacer de forma descentralizada.
Justamente, esta falta de localización física, produce un refrescamiento intelectual bastante productivo muy útil para que ideas dejadas en barbecho afloren como lúcidos rizomas olorosos.
Mientras paseo a la orilla del mar (os dejo algunas fotos para que os hagáis una idea de que es lo que veo mientras camino) vamos hablando de la VisitaPunk con David Lanau, de la Evaluación Líquida con Lucía Sánchez, de la Retórica como Estrategia Pedagógica con Rosa Alonso o de introducir la música (a través del listas de Spotify seleccionadas por los estudiantes en relación con el tema de la clase de turno) como un recurso más para reblandecer la estricta y absurda arquitectura pedagógica con Alberto Marrodán.
Pedagogías Invisibles somos un colectivo investigador por definición. El eje central de nuestro trabajo es la realización de investigaciones que produzcan el cambio social a través de la educación y las artes visuales contemporáneas y, lo queramos o no, estas investigaciones en un determinado momento tendrán que ser y parecer una tesis doctoral tradicional. Pero, antes y después, incideremos en la renovación de los formatos volviéndolos contemporáneos: en vez de hacer tutorías de tipo confesional reivindicamos las TeleTutorias realizadas un sábado a las 10 de la mañana por e-phone, bailar en vez de estar de rodillas y cantar a coro en vez de aburrir al personal con un laaaargo y absurdo monólogo. Qué divertido es ser subversivo. Hasta en la playa.

1 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada