menú

2011 Piscitellizando la educación (o cómo volver a comprobar que la contaminación intelectual es necesaria, desentumecedora y muuuuuy divertida)



En el momento en que en enero de 2011 encontré por casualidad  el libro El proyecto Facebook y la posuniveridad (ese libro que junto con el de Elizabeth Ellsworth Posiciones en la enseñanza han hecho girar 180 grados mi forma de entender la educación) no se me pasó por la cabeza imaginar que tan solo tres meses después conocería a su autor, Alejando Piscitelli y que tan solo 11 meses después llegaría a considerarme formalmente su amiga. 
La semana que acaba de pasar, del 21 al 26 de Noviembre, ha sido una semana super intensa en la que casi todas las actividades que he llevado a cabo han tenido que ver de una manera u otra con Alejandro quien ha venido a Madrid, entre otras cosas, a participar como codirector del proyecto Esto No Es Una Clase. Pero vayamos por partes. El lunes fue un día de reuniones, a las 10 de la mañana las Nubol y yo estuvimos en Fundación Telefónica para organizar varias actividades y a las 12 estuvimos con Pía Paraja en la Editorial Catarata para ver diversas cosas relacionadas con nuestro próximo libro sobre (no podría ser de otra manera) las pedagogías invisibles.
El martes, miércoles y jueves estuvieron dedicados al 100x100 al proyecto Esto No Es Una Clase (#NoEs). El martes tuvimos una reunión los cinco componentes más involucrados en el trabajo de campo con nuestra técnica de investigación cualitativa, Paloma Manzanera (que estaba en Salamanca y participó vía Skype) para asentar las bases de la segunda fase del proyecto y discutir entre todos la matriz de categorías. Fue una reunión muy centrada en temas de investigación ya que el #NoEs cierra la trilogía de proyectos que finalizan en libros que Alejandro inició con el Proyecto Facebook, continuó con el texto que va a presentar en breve y terminará con la futura publicación Esto No Es Una Clase volumen que constituye una visión completamente práctica del Edupunk (frente a los dos textos anteriores más teóricos) y a partir del cual mediremos de forma cualitativa la eficacia de las metodologías disruptivas en los procesos de aprendizaje. 

El miércoles tuvimos el placer de contar con Alejandro en el desarrollo de la sesión 13 del trabajo de campo, una sesuda clase sobre Arte Contemporáneo en el que la arquitectura del evento se transformó mediante el diseño de un concurso denominado Mamá quiero ser artista.  Le recogimos a las 8.30 en la Gran Vía y se pasó la mañana entera con nosotras comprobando de manera directa (y en silencio!!!) cómo funcionaba una clase convertida en un concurso (se puede consultar lo que ocurrió en el hastag #NoEs). Tras las sesiones de clase pasamos a las sesiones de investigación en las que recogemos y ordenamos todos los datos pertinentes y acabamos tan agotados que nos dedicamos a hacer el tonto lo que se puede comprobar en la foto adjunta. 

El jueves tuvimos la sesión número 14 del proyecto y el viernes nuestro invitado nos invitó a participar en el evento Ciudades Creativas que la Fundación Kreanta y el Ayuntamiento de Madrid han organizado en CentroCentro. Alejandro estuvo más que brillante. En su charla Hackear la educación, volvió a poner el acento en temas fundamentales para nosotras y nos descubrió ángulos de mira nuevos: "educar no es llenar botellas sino encender pasiones, generar preguntas y no dar respuestas; hay que romper la arquitectura industrial y trabajar para crear la arquitectura de la reunión; el maestro ha de ser un arquitecto de contenidos; diseñar experiencias y dispositivos divertidos es la clave". Tras Alejandro tuvimos el placer de ver a Juan Freire, Pedro Jiménez (Zemos 98) y a Ricardo Antón (Amasté) con los que aprendimos tanto como con Alejandro. Luego nos fuimos a comer con Sandopén (Pepe de la Peña) y Andrea Androide (Andrea de Pascual) y para celebrar el Día Internacional Contra la Violencia de Género tanto Pepe como Alejandro nos sirvieron la sopa… 
La semana ha terminado ayer sábado yendo con mi familia al MNCARS y haciendo un TIF (Talleres Inesperados en Familia) a partir de la exposición ENTRE (BETWEEN) de Muntadas sobre temas tan interesantes como los paisajes de los media, esferas del poder o la construcción del miedo. Como siempre, hicimos al revés y fueron Paz y Sol quienes nos explicaron a Joaquín y a mí la expo: en la obra The board room donde se reproduce una visión mediática de la última cena, Sol nos contó que los señores que supuestamente tenían que sentarse a la mesa estaban muy separados unos de otros porque discutían mucho…..


En solo 5 días nuevas ideas resuenan en mi cerebro: arquitectura de la reunión, matriz de categorías, la percepción requiere participación: me siento muy afortunada de compartir mi tiempo con gente tan interesante demostrando una vez más que la diversión es una dinámica consustancial al aprendizaje. 

4 comentarios:

Pedro Jiménez dijo...

Ey... envidia de no haber sumado a vuestro plan después de la charla. Aunque recorrimos caminos parecidos. La exposición de Muntadas da mucho juego sí que sí... A ver si con tranquilidad seguimos contaminando experiencias. :D

maria dijo...

A mi me dio mucha pena no ver tu charla completa y nos quedamos todos flipados con el vídeo que presentaste, donde podemos volverlo a ver?

Clara Megías dijo...

Menuda semana y menudas fotos!!! Me encanta

María Corcuera dijo...

Menuda semana estresante productiva. Gracias por compartirla. Ya tengo en mi mesilla, "Posiciones en la enseñanza", ahora a buscar una tarde para leerlo. Enhorabuena por vuestro gran trabajo. Saluditos.

Publicar un comentario en la entrada