menú

2012 El laboratorio de los afectos: transformando los encuentros académicos en redes rizomáticas de querencias encardinadas



Amaia Urzain y Luiz vergara llenos de afectos
La semana pasada tuvo lugar en Madrid el II Congreso Internacional Los Museos en la Educación en esta ocasión bajo el lema De la acción a la reflexión. Con más de 1300 participantes virtuales en los días previos al encuentro además de 150 presenciales y 3.500 a través de streaming y las redes sociales, este evento da fe de la importancia que este tema suscita dentro de la comunidad educativa a nivel internacional. (Todas las ponencias pinchando aquí)
Amaia Urzain (UM), Margarita Pineda (MAMM), José Montero (UNC),
Pietra Fraga y Raquel Ribeiro (Culturgest) y Jorge Barco (MAMM)
Mi participación en el congreso como parte del comité científico con Ricardo Rubiales (Museo Papalote. México), Milene Chiovatto (Pinacoteca de Sao Paulo. Brasil) y Pablo Martínez (CA2M. Madrid), comenzó hace casi un año cuando Ana Moreno y Rufino Ferreras nos invitaron a participar en el diseño del evento. En este sentido, como parte del comité tuve dos ideas claras: necesitábamos visualizar las prácticas que se estaban llevando a cabo en los países de habla hispana y portuguesa que conocíamos de manera directa y que en muchas ocasiones son difíciles de encontrar al situarse en un plano secundario debido a las excelentes técnicas de comunicación de nuestros colegas anglosajones. En segundo lugar, necesitábamos pasar De la acción a la reflexión por que ahora es el momento de centrar los esfuerzos no tanto en la implementación de programas y actividades (acciones centrales en los departamentos de educación desde la aparición de los mismos en torno a 1970 ya consolidadas), como en la reflexión sobre dichos programas y actividades haciendo especial hincapié en repensar la educación en los museos desde cuatro lugares de inicio: la investigación, los formatos, las conexiones con el exterior así como las formas en las que trabajan los departamentos de educación dentro y fuera del museo.  
Amaia Urzain (UM), Raquel Ribeiro (Culturgest) y
Alice Semedo (UP)
En mi caso, el evento comenzó cuando fui a recoger a Jorge Barco al aeropuerto, por que el congreso no consistió ni mucho menos en lo que ocurrió dentro de la salón del actos del museo Thyssen: el conocimiento se expandió hacia todos los hechos que sucedieron mediante la escusa del congreso, encuentros maravillosos con las profesionales que vinieron a Madrid y que sucedieron en un constructo espacio temporal inacabado y sin límites. Ya desde este primer momento, lo académico quedó relegado en un segundo lugar apareciendo la sensación que Luiz Guilherme Vergara más tarde nombraría en su ponencia como la creación de un cuerpo colectivo de creación conocimiento. Tanto con los ponentes y participantes que conocía como con los que no conocía, la sensación que se creó desde el prime momento fue de comunidad, de una comunidad crítica que demanda otros procesos de construcción del conocimiento vinculado con las artes visuales a través de, lo que desde mi punto de vista, se podría definir como una pedagogía regenerativa afectiva.
Un congreso siempre va mas allá del Salón de Actos

En este Laboratorio de los Afectos, los saberes fluyeron a través de redes rizomáticas donde lo que más me interesó fue la potencia de las posibilidades poéticas que los relatos de las oradoras ofrecían más que cualquier otra cosa. A modo de alfombra sobre la que construir otras formas de hacer en los museos, os presento un tapiz  de lo que recuerdo (nunca de lo que fue, que ya no podrá ser recuperado), las ideas que las palabras de las oradoras crearon en mi cerebro, un cerebro perturbado por lo afectos para que lo volváis a tejer vosotras, desde vuestra memoria y vuestra subjetividad:

El museo es una ESCUSA, una posibilidad, una reunión. El museo no es un espacio: el museo es una relación entre personas. A partir de Jorge Barco (Museo de Arte Moderno de Medellín)

Tenemos que pasar de la cultura como terapia a la cultura como política, visualizar las practicas pedagógicas como activismo social más allá de la idea postcapitalista del museo como recurso turístico. A partir de Belén Solá (MUSAC)

El mundo de los adolescentes no es visual, sino audiovisual, no es estático sino que baila. Más allá de la captación de los públicos, podemos crear conocimiento a través de contenidos que desde una concepción obsoleta, no pertenezcan al museo. A partir de Shaun Curtis (Tate Modern y Tate Britain)

Desplacemos el conocimiento desdelo descriptivo a lo narrativo, desde lo ajeno a lo biográfico. A partir de Amaia Urzain (Educadora de Museos Nómade y profesora de la Universidad de Mondragón)

La tecnología permite llevar a la práctica la educación expandida en el museo, saltarnos los muros y que el aprendizaje suceda en cualquier momento y en cualquier lugar. A partir de Masha Turchinsky (Metropolitan Museum of Art)

Repensar los discursos, darles la vuelta, sospechar de ellos. El museo debe de ser la plataforma a partir de la cual replantearnos críticamente el mundo que nos rodea.  A partir de Adela Zeleznik (Museo de Arte Moderno de Ljubljana)

Realmente ¿qué diferencias existen entre los museos de artes visuales y los de ciencias? ¿Cuándo y quiénes separaron las disciplinas en lugares estancos nunca conectados? A partir de Diana Alderoqui (Bloomfiled Science Museum)

Podemos crear otra investigación mediante procesos de agilidad epistemológica, una investigación perturbadora y perturbada basada en la incomodidad y el extrañamiento. Alice Semedo (Universidad de Porto)

¿Quién escucha? Los museos no hacemos más que proponer y proponer pero ¿cuándo escuchamos? Escuchar es nuestra tarea pendiente, escuchar a los públicos para construir la educación y la museología DESDE y no PARA. Raquel Ribeiro (Culturgest Lisboa)

Revisar la historia es una tarea urgente que debemos proponer desde los museos; revisar los lenguajes, la memoria, las imágenes que construyen los que la escriben. Debemos de recuperar las intrahistorias, los hechos cotidianos que, producidos por nosotras las protagonistas anónimas, son las que configuran no LA VERDADERA historia, sino LA NUESTRA. Patricia Torres (Museo del Caracol. México)

La colonización pasa por la colonización visual y los museos somos responsables de muchos de estos procesos. Dejemos de definirnos como metarelatos y pasemos a entendernos como microrelatos. Diederik Veerman (Museo de la Haya)

Tenemos que transformar la pedagogía en micro-pedagogías de acciones poéticas encarnadas. El museo es un laboratorio de encuentros de múltiples voces en vez de un edificio de contemplación individual. Luiz Guilleme Vergara (Universidad Federal de Flumineuse)

La imaginación y la creatividad deben de sustentar las prácticas educativas en los museos entendidas todas ellas como prácticas de creación y no solo de contemplación. Leslie Bedford (The Museum Grup)
Amaia Urzain (UM), Pablo Martínez (CA2M y
Shaun Curtis (TATE)

¿Qué ideas, planes, sueños, deseos surgirán en vosotras a partir de este post? ¿De qué manera el congreso se multiplicará en múltiples choques, contagios, mezclas que transformarán nuestra práctica como educadoras? Sigamos compartiendo, infectándonos, abrazándonos por que no hay nada mas potente que el apego ni nada mas transformador que el afecto.
Representación de la mayoría de los ponentes


3 comentarios:

anna dijo...

Sou portuguesa e fui durante 24 anos professora de educação visual partilho inteiramente da vossa opinião como sendo o museu um espaço mágico e como tal um elemento direto na educação do ensino artístico até pela contemplação interior que estes espaços proporcionam se houver algo do genero em portugal avisem , p. favor

Marta dijo...

Ola,
Pietra Fraga irma da Patricia Fraga?
Entra em contacto sff.
Marta

Marta dijo...

Ola
Pietra Fraga irma da Patricia Fraga?
entra em contacto sff
Marta

Publicar un comentario en la entrada