menú

2012 Lovas, vacas, tiburones y leche: utilizando el arte contemporáneo como catalizador del trabajo por proyectos




 En la pasada primavera tuve la suerte de, a través de Twitter conocer el proyecto LOVA http://www.proyectolova.es/ a través del cual un grupo de niños y niñas desarrollan durante 9 meses un proyecto de artes escénicas durante el horario escolar. La idea me fascinó porque muchas de las cosas que persigo mediante la rEDUvolution forman parte de su esencia: la inversión de las dinámicas de poder, el uso de tiempos largos, la conexión con la realidad, la transformación del aprendizaje de simulacro en experiencia…..Rápidamente pensé que se podía hacer lo mismo dentro del terreno de las artes visuales, de manera que Amaia Urzaín y yo le ofrecimos al Centro Huarte la posibilidad de desarrollar esta actividad en su centro, y el centro Huarte aceptó.
 
Así nació VACA o Vehiculado el Arte Contemporáneo como Proceso de Aprendizaje cuya idea principal es transformar la clase en un colectivo artístico que ha de realizar: un vídeo arte, una perfomance o una instalación durante los nueves meses que dura el curso escolar integrando los diferentes contenidos del currículum en la producción elegida. Mediante este trabajo pretendemos:
  • ·      Empoderar a los estudiantes como productores culturales contemporáneos
  • ·      A la escuela y al museo como espacios legitimadores
  • ·      Al currículum como obra de arte
  • ·      Trabajar la idea del arte como proceso
  • ·      Trabajar la idea de la introducción el arte contemporáneo en el aula como contenido y como formato
  • ·      Reforzar la idea de la creatividad como competencia básica de estudiantes y del profesorado, es decir, de la comunidad de aprendizaje
  • ·      Trabajar la idea del traspaso de poder de manera que el profesor se vuelve invisible y los estudiantes desarrollan los contenidos, la metodología, los tiempos….
  • ·      Trabajar la metodología del trabajo por proyectos y la transdisciplinaridad

Para poner en funcionamiento el proyecto VACA, hemos organizado un curso intensivo que tuvo lugar la tercera semana de septiembre. El curso ha tenido por nombre: De la LOVA a la VACA: cómo pasar de las artes escénicas a las artes visuales mediante la metodología de trabajo por proyectos, y ha sido organizado en cuatro sesiones.
 
La primera jornada DE LA LOVA A LA VACA tuvo como figuras centrales a Pedro Sarmiento y Miguel Gil, Coordinador y Maestro Implementador de LOVA respectivamente, quienes nos explicaron el origen y la metodología del proyecto así como nos dieron las claves necesarias para poder desarrollarlo en el contexto  de las artes visuales. Fue una sesión increíble, llena de microperfomances (como la alfombra mágica, la cadena de papel o el dominó solidario) metáforas de la colaboración, de la creatividad o de la importancia del trabajo en equipo de las que aprendimos mucho mas que si Pedro y Miguel nos lo hubiesen contado mediante una sosa lección magistral.
 
El segundo día salimos a escena Amaia Urzaín para implementar la sesión PLACENTAS y TIBURONES en la que tuvimos como objetivo explicar nociones básicas sobre arte contemporáneo centrándonos en cuatro ideas principales: la idea de proceso, la creatividad, el conocimiento crítico y los mecanismos de legitimación. Amaia y yo realizamos un pequeño detonante al principio de la sesión al ataviarnos de limpiadoras para, utilizando la obra de Rober Filliou en la que utiliza una fregona como elemento principal, debatir por que la fregona que nosotras llevábamos no era una obra de arte y la de Filliou si. Un poco mas tarde, contamos con la presencia de Abel Azcona quien nos enseñó de forma hipernarrativa lo que es una perfomance abriendo un plátano y comiéndose la cáscara. Fue sesión muy intensa y potente con muchas sorpresas, dando fe de lo importante que es lo inesperado en el aprendizaje.

El tercer día llegaron las Nubol (Clara Megías y Eva Morales) para desarrollar la sesión llamada VACAS y NUBES: el arte contemporáneo como formato pedagógico quienes se centraron el tres métodos de trabajo: el método Placenta, el método DAT y el método Nubol. Además de  explicar ejemplos de proyectos que transitan entre lo artístico y lo pedagógico, tanto del colectivo que ellas componen como de otros agentes.
Para terminar, el último día parte del colectivo Bitartean, Betisa San Millán y Yotima Barrenetxea desarrollaron LECHE y YERBA y quienes organizaron a los participantes en colectivos al azar para reinterpretar diferentes obras de arte y crear una nueva. Todos nos sorprendimos de nuestra capacidad de crear en tan poco tiempo y en grupo, una obra de arte contemporáneo.
 
En estos momentos estamos esperando a que los profesionales de la educación con los que compartimos estos cuatro días visualicen la voluntad de hacer un VACA y pongamos en funcionamiento la parte práctica del proyecto para que en el mes de Junio de 2013 podamos ir todos juntos a Huarte a ver la exposición tanto de los resultados como del proceso. Realmente es un placer contar con profesionales e instituciones que amparen el cambio de paradigma y que, con energía y pasión, abracen una propuesta con ingredientes tan diferentes al de la educación artística tradicional.

Me siento muy afortunada de ser una VACA.

1 comentarios:

Ángeles Saura dijo...

Son malos tiempos para la lírica. Tu eres una afortunada...eres una vaca... GORDA (JE JE, empezaste tu). Muchos docentes solo pueden hablar de vacas FLACAS. Ante la progresiva disminución de las asignaturas relacionadas con la Educación Artística en la enseñanza formal, me parece interesante enfocar la mirada artística-docente-investigadora a los Departamentos didácticos de los museos o de los Centros Comerciales. Pero teniendo en cuenta que la educación artística desde ahí es raro que la impartan los artistas, que tampoco será gratis y no llegará a todos; se agradecería la defensa de esta en el ámbito de la educación formal-obligatoria, en el contexto de la educación pública, para todos y todas.
Tienes niñas pequeñas (¿en un colegio público?) y vives de cerca sus experiencias en educación infantil y primaria. Las imágenes que manejas en tus originales aportaciones sobre pedagogía (en clave disruptiva) parecen extraídas de ese contexto. Transmiten la alegría, entusiasmo y felicidad que emana de la inocencia de una niña-vaca. Lo cierto es que ilustran muy bien tu discurso docente, joven y lleno de energía. Quizá debiera redactar mi comentario con formato de crítica literaria, desde el terreno de la poesía, pero es muy difícil. Veo que eres super-contagiosa..aunque eres difícil de imitar...igual consigues que se me pegue . Ojalá! tu discurso emana alegría de vivir y eso es bueno para todos y más en tiempos de crisis. Ahora déjame que enfoque tu mirada a un chicle rosa tirado en el suelo: Muchos docentes se han transformado en CHICLES. Los están inflando y algunos van a estallar pero... ¿a quién le importa? andan tirados por el suelo. Me viene a la cabeza la imagen de una VACA comiendo y rumiando tranquila y constantemente...no es consciente de que acabará en el matadero. Bueno...tu ya estás trabajando ahí JE JE
Aplaudo al proyecto LOVA y colaboraría con el de la VACA pero ¿Hay un chicle en tu boca?
Un afectuoso saludo de Ángeles S.

Publicar un comentario en la entrada