menú

2013 Quitanieves, fruta cortada y perros en clase: resumen de una semana tridimensional


#día06:20130211 ¿Acaso investigar es ser un quitanieves cultural?
Uno de los últimos libros que me he leído este año ha sido Baila, baila, baila de Haruki Murakami, probablemente el escritor japonés más leído de la actualidad y uno de mis autores favoritos. Baila, baila, baila ha supuesto, como casi todos los libros de Murakami, un placer y un conocimiento plenos donde se han mezclado la metáfora con la realidad que han creado superficies porosas llenas de pliegues que podrían dar forma a un supuesto realismo mágico japonés.
Este texto, que leí en Diciembre, se ha adelantado a los acontecimientos y dos de los elementos clave de la novela que sucede entre Saporo y Tokyo, se han corporizado aquí en Maine: uno de esos elementos es el coche del protagonista, de la marca Subaru (que es precisamente la marca del coche que tenemos aquí) y el otro elemento son los quitanieves. En la novela, el protagonista se autodefine como un quitanieves cultural, alguien que hace el trabajo sucio dentro de un ámbito más o menos intelectual como escribir guías de viaje, reseñas de restaurantes para periódicos, etc. Un trabajo cero creativo y cero cuestionador pero que alguien al fin y al cabo alguien tiene que hacer, alguien que sepa escribir más o menos bien y que no aspire a mucho más.
Durante estos dos últimos días he visto más quitanieves que en toda mi vida junta. Hoy ha vuelto a nevar sin piedad así que no he podido hacer mucho más que trabajar en mi despacho. Estoy intentando hacerme con el programa Evernote, un macro organizador a partir del cual conecto los tres tipos de datos que estoy recolectando: las fotos, el cuaderno de bitácora y las conversaciones biográficas principalmente además de otro tipo de información que todavía no se ni como clasificar como, por ejemplo, los comentarios en Facebook. Lo genial del programa es que relaciona todos los datos entre si a través de palabras clave y etiquetas y se hace mucho más fácil el análisis dialógico/iterpretativo.

Hoy me he dedicado a pensar qué categorías quiero investigar y son:

  • PODER (horizontal/vertical, aprendizaje a la inversa, currículum a la carta, evaluación)
  • HABITAR (elementos del interior, elementos del exterior especialmente la naturaleza que rodea el campus, baja ratio profesor-estudiante)
  • EXPERIENCIA (aprendizaje por proyectos, aprender haciendo)
Estas categorías emergen directamente del proyecto que he realizado justo antes que este con una temática muy similar, el proyecto ESTO NO ES UNA CLASE. En este caso, nos encontramos en el periodo de literalización de los resultados (ya que estamos escribiendo el texto a partir del cual divulgaremos los resultados) y, de las al principio demasiadas categorías a investigar, han quedado tres como supra categorías generales que son también las tres categorías generales de BREAKING THE MEMBRANE: poder, habitar y experiencia. Tener las categorías claras es importante para partir de algo concreto que más tarde se complejizará, para partir de algo sólido que se convertirá en algo líquido, para poder comenzar sin saber donde vamos a acabar. Al recabar los datos, los iremos organizando dentro de estos compartimentos que son las palabras con los que intentamos organizar por un momento la realidad inorganizable exactamente igual que como hace Murakami con su novela, creando metáforas y relatos en los que se cruzan constantemente la realidad con la representación, lo tangible con la ficción, los personajes reales con los Hombres Carnero y las adolescentes abandonadas por sus madres grandes fotógrafas….
 Durante mucho tiempo he sentido que como investigadora debía de comportarme como una quitanieves cultural: escribir sin pasión sobre cosas que más o menos me interesaban, pero ahora me doy cuenta de que debo de abandonar esa imagen para visualizar la investigación dentro de la producción cultural narrativa y sentirme la Haruki Murakami de la educación artística contemporánea…¿podré conseguirlo?

#dia7:20130212 Insiders y outsiders o como funcionan las dinámicas de campamento
La comida es algo muy importante para mi, y no solo desde el punto de vista biológico, sino como elemento de celebratorio que nos conduce a la conexión intelectual con otras personas, así que hoy he decidido investigar qué se desayuna en Colby y he descubierto que la fruta (eso si cortada) tiene un lugar privilegiado en la primera comida que hacen los estudiantes. Muchos de ellos desayunan en grupos pero también muchos lo hacen solos, leyendo el periódico en papel o en el ordenador junto con enormes vasos de un café humeante al que no hace falta ponerle ni leche. A las nueve el comedor se queda prácticamente vacío, nadie se queda a charlar ni a pasar el rato. 
Después de trabajar en el ordenador durante varias horas y darme un paseo en el circuito de atletismo cubierto que hay en el gimnasio, donde una pedagogías mas que visibles nos regalan el logo de la institución en todo su esplendor, he ido a comer y he vuelto a coincidir con Luis, mi amigo y principal informante. De la conversación que hemos mantenido he sacado algunas ideas interesantes como la de incorporar dos nuevas categorías: la evaluación super estricta que los estudiantes les hacen a los profesores así como las ventajas e inconvenientes de lo que se denomina residential college y que tiene que ver con las características de vivir en el campus, en la colina inmaculada de Colby. Luis también me ha contado que el absentismo es muy bajo así como los suspensos o expulsiones.

A las 4.30 pm ha dado comienzo la primera clase de la asignatura Education for social justice. Esta vez no hay mesas en el aula y los estudiantes se sientan en exactamente los mismos sitios que la semana pasada pero en un enorme círculo que se ha hecho con sillas. Para aprenderse los nombres se narrativizan del tipo: me llamo Juan el Magnífico o Pepita la Perseverante. La actividad arranca cuando el profesor explica la importancia del proyecto que los estudiantes tienen que hacer en grupo en los colegios del área de Waterville. 
En un momento determinado, Mark pide a los asitentes que se organicen en tres grandes grupos y marca cada uno con chapas de diferentes colores. Los estudiantes se sientan en el suelo y en el sofá. Comienza una dinámica en que cada grupo tiene que diseñar una comunidad en la que un tipo determinado de cultura ha de desarrollarse. Pero en un momento dado, Mark avisa que ha tenido lugar un desastre natural y que determinados miembros de cada cultura ha de mezclarse con los de otra. Empiezan a diferenciarse los que están dentro y fuera de cada cultura y entiendo que la dinámica tiene que ver con los usos del poder entre los que crean una comunidad y los que pretender acceder a ella.
 En la clase de hoy he podido ver varios de los temas que me interesan para el proyecto: ver como una parte importante de la asignatura se va a desarrollar por proyectos en la vida real, como se utilizan estrategias narrativas como el tema de los nombres  y como funcionan las dinámicas de grupo para pasar de lo contemplativo a lo interactivo o como ha funcionado el cambio de mobiliario. Los estudiantes han estado muy concentrados y han participado muchísimo disfrutando de la experiencia de crear una cultura y de analizar como se crean las normas y los privilegios de los pertenecientes a dicha cultura frente a los extraños. No se han aburrido en absoluto y han aprendido. Mark me ha pedido que organice alguna actividad para el final de la clase del jueves: ¿utilizaré mi ya vieja dinámica de los zapatos o crearé una nueva?

#dia8:20130213 Cuando aprendes más en la clase de yoga que en la de matemáticas 
Hoy por fin he descubierto a lo que se referían el pasado día cuando fui al evento sobre aprendizaje tridimensional: se referían a lo que los estudiantes aprenden fuera del contexto de la educación formal en el college, fuera de lo memorizado, lo escrito en el examen y posteriormente volatilizado, lo que aprenden haciendo sin la obsesión por la certificación, es decir, lo que aprenden de verdad. Y este aprendizaje en Colby se puede llevar a cabo de diferentes maneras: haciendo alguna actividad deportiva de las miles que se ofertan cada año en el campus, haciendo algún tipo de voluntariado, organizando de tipo horizontal en el Campus Life, trabajando en algún departamento de la institución o asistiendo a las miles de actividades culturales incluyendo el cine, los conciertos y el teatro. Así que hoy he decidido asistir a una clase de yoga (lo que vengo practicando desde hace cuatro años aproximadamente) y en la que y gracias a la cual he aprendido mucho. Ir a la clase de yoga me ha llevado a preguntarme por la necesidad de desarrollar este tipo de actividades en teoría más físicas y por qué no forman parte del currículum oficial, por qué existe un programa formal sobre estudios asiáticos con asignaturas complejas y profesores expertos mientras que la clase de yoga, que no es sino una forma de compartir parte de la cultura asiática a través del cuerpo, no está legitimada como una actividad verdaderamente formal. Tengo que seguir pensando sobre esto.

La clase de yoga ha sido a las 12 pero de 9 a 10 ha tenido lugar un suceso importantísimo, la primera reunión con los estudiantes que han decidido compartir con migo el proceso del proyecto de investigación: Margarite, John, Andrew y Anna. Primero, y como sugerencia de Paloma Manzanera, les he contado (a través de imágenes claro) lo que hemos estado haciendo en Esto No Es Una Clase para pasar a ver las categorías con las que les he sugerido a trabajar. En este punto, he hecho un receso y les he invitado a ser co-investigadores, les he invitado a no participar solo como objetos sino como sujetos de la investigación a lo que han respondido encantados. Después de ver el QUÉ hemos visto el CÓMO así que los datos los vamos a obtener mediante cuadernos de campo personales (visuales y escritos) en una primera fase y conversaciones que grabaremos, en la segunda. Les he invitado a los cuatro a experimentar el extrañamiento y a re-mirar los lugares a los que van todos los días desde una perspectiva distinta, entendiéndolos como un discurso desde el que se organizan las estructuras de poder: desde la moqueta, hasta las sillas color morado pasando por los cuadros que decoran las paredes, hemos visto como los espacios y el mobiliario no solo nos dicen cosas sino que nos hacen hacer cosas….
Tras la marcha de Andrew, Anna, John, Marguerite y yo nos hemos mostrado a los demás desde nuestra biografía y nos hemos explicado de donde venimos y adonde vamos. Me ha sorprendido averiguar que, exceptuando a John, todos los demás quieren ser profesores de enseñanza secundaria y primaria, lo tienen super claro, y además quieren trabajar con los estudiantes menos favorecidos por el sistema educativo norteamericano. Anna y Marguerite son grandes viajeras, las dos han pasado un año entero de su grado fuera de EEUU y tienen un perfil muy crítico con el sistema. Todos pertenecen al departamento de Educación y tienen asignaturas relacionadas con las humanidades como Historia, Políticas o Estudios Latinoamericanos. Hemos quedado el lunes que viene en que tendrán que traer, organizados en Evernote, sus primeras reflexiones sobre la categoría Habitar y en concreto sobre los efectos del mobiliario y los espacios interiores y exteriores del campus. Ya tengo ganas de ver sus fotos….lo que podremos hacer en una clase de yoga. 

#dia09: Ensalada de espinacas con Skype
Hoy he mantenido tres conversaciones muy interesantes: una con Paloma Manzanera por Skype, otra con Luis Millones comiendo ensalada y la tercera y última con El Perro, ese perro que ya se ha convertido en uno de los personajes de este diario.
La conversación con Paloma ha sido transoceánica y resulta sorprendente comprobar como, aunque ella este en Salamanca y yo aquí, las palabras han fluido de una manera increíble. Paloma y yo hemos estado hablando sobre las categorías que tenemos que cerrar para este lunes cuando tenga la próxima reunión con el resto de investigadores. Al hablar con ella y rememorar lo que me contaron Anna, Andrew, John y Marguerite, he conseguido estructurar mejor mis ideas y decidir que realmente hay que incorporar una serie de categorías nuevas centradas en los recursos que tiene Colby que no son posibles de encontrar en otros centros superiores como, por ejemplo, todo lo relacionado con el aprendizaje tridimensional incluidos los viajes, las experiencias de enseñanza que los profesores comparten entre ellos, las características del residencial college (que Paloma ha acertadamente denominado como Micromundo) o la posibilidad de crear un currículum a la carta. Así que este fin de semana cerraré las categorías para tenerlas claras el lunes y traducirlas al inglés.
A las12 he ido a comer y le ha tocado el turno a Luis quien me ha estado explicando como se organiza el tema de los viajes al extranjero que se lleva a cabo en el tercer año de estudios y que puede ser de un semestre o de un año. Según Luis, este tema ha configurado un enorme negocio a través del cual empresas especializadas organizan estos viajes a los estudiantes. Tendré que preguntarle a los informantes sobre sus experiencias que, como ocurre de manera continuada, pasan por tener un montón de dinero. 
Y para terminar, a las14.45 he tenido mi clase de Education and Social Justice.  Las mesas hoy han estado en su lugar y Mark ha empezado….presentando a sus perros que han asistido a toda la clase.  La dinámica se ha organizado en grupos y se ha centrado en discutir entre nosotros y luego en general, dos conceptos anclados en la pedagogía mas tradicional norteamericana: la idea de que cualquier niño estadounidense puede llegar a ser presidente de los Estados Unidos  y la idea de que, ante todo, la escuela tiene que ser eficiente. El grupo con el que he trabajado (que son los estudiantes que han elegido el colegio Montessori como lugar para llevar a cabo sus prácticas) han sido extremadamente críticos con esta dos ideas y han demostrado haberse leído el texto recomendado profundamente. En algún momento de la clase, el maravilloso Perro de Mark ha venido hasta mí, me ha ladrado y se ha puesto a dormir a mi lado…Estoy considerando seriamente contemplarlo como informante….

#dia10: El tercer profesor o cómo hacer investigación narrativa en la web
 A las 9 de la mañana he llegado a mi despacho y al abrir el ordenador me he dado cuenta de que no podía trabajar con él mucho tiempo por que me estaba quedando sin batería y además me ha había olvidado el adaptador para los enchufes americanos en casa así que he tenido que recurrir a un ordenador del departamento y, como hoy no ha nevado pero ha hecho bastante frío,  no tenía muchas ganas de pasear por el campus,  me he dedicado a hacer investigación narrativa en la web.
Hace un mes, cuando estuve en Bergen con Clara Megías impartiendo el seminario Teacher as DJ, nuestra amiga Anne Eskaansar nos enseñó un libro que acababa de recibir que se llama The third teacher. Este texto debe su nombre a una de las famosas frases de Russeau quien dijo que el ser humano aprendía de tres cosas: de la naturaleza, de la sociedad y de las cosas. Estas cosas evidentemente son el contexto que nos rodea, los espacios, el mobiliario, la naturaleza, es decir, todo aquello que he venido a investigar a Colby.
¿Qué impacto produce el diseño de todo aquellos elementos que constituyen el contexto donde el aprendizaje sucede? Existen experiencias estupendas al respecto y una de ellas es precisamente la publicación en 2010 del libro mencionado (thethirdteacherplus.com) en el que un grupo de investigadores analizan la importancia introducir el diseño como elemento clave en la arquitectura y otros materiales educativos, la inauguración en 2012 del colegio Telefonplan incluido dentro de la red de centros Vittra en Suecia en el que la arquitecta Rosan Bosch (rosanbosch.com) ha querido desterrar las paredes de las aulas, así como el desarrollo en 2012 del proyecto de investigación denominado Habitación por el colectivo Pedagogías Invisibles (pedagogiasinvisibles.com) en el que artistas, arquitectos, pedagogos, estudiantes, diseñadores, profesores y gestores de centros educativos han sido invitados a repensar las estructuras, el mobiliario, la decoración, la iluminación, la tecnología y el uso de otros sentidos para una educación del siglo XXI.
Así que el día de hoy lo he dedicado a navegar por las webs de estos tres proyectos visualizando, sobre todo a través del magnífico trabajo de Rosan Bosch, la arquitectura tradicional de Colby y cómo se despliega su filosofía a través de una arquitectura, una organización espacial y un mobiliariomuy determinado. Este contraste entre lo que he descubierto en la web y lo que me rodea físicamente me ha aclarado muchas cosas a la hora de seleccionar las categorías con las que continuar la investigación, que será a lo que nos dedicaremos el lunes. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada